TALB

Posts Tagged ‘IvanHoe’

Programas y ajedrez

In enseñanza, opinión on 13 marzo 2010 at 11:36

En el correr del siglo XX muchas cosas cambiaron en el ajedrez, siendo el último cambio notable el surgido a partir de la entrada en escena de los ordenadores y los programas especializados en ajedrez. Si bien no es nuestra intención entrar en detalles sobre la historia de dichos programas, no está demás recordar que los primeros programas que podían jugar una partida completa de ajedrez, recién lograron implementarse en 1958, y que programas con fuerza como para derrotar a un campeón mundial habrían de verse unos 40 años después.

Actualmente, la utilización de ordenadores y programas imprescindible en el estudio y entrenamiento de todo ajedrecista que se plantee competir seriamente, y sumamente recomendable para todos los demás.

Esta entrada intenta explicar someramente diferentes tipos de programas que se pueden conseguir, y sus características. Por razones obvias de espacio, este no será un artículo exhaustivo.

Motores de Cálculo

Se les llama así a los programas que siguiendo un cierto algoritmo calculan cuáles son las mejores jugadas a partir de una cierta posición. Normalmente, estos programas lo que hacen es calcular todas las combinaciones posibles a partir de una posición, pero «recortando» la búsqueda en función de criterios preprogramados. Luego evalúan las posiciones resultantes, asignando a cada una un valor.

Estos programas naturalmente, tendrán rendimientos diversos según el hardware en que estén instalados, y el tiempo durante el que se les permita continuar realizando su «reflexión».

Por ello, según cuál sea nuestro objetivo al utilizarlos, es más o menos importante darles un tiempo diferente en su uso.

Interfaces de Usuario

La mayoría de los motores de cálculo no vienen dotados de una intefaz de usuario, conocidas por su sigla inglesa GUI (graphic user interface, interfaz gráfica de usuario).

El GUI es lo que «vemos» en la pantalla, nos muestra el tablero, nos muestra lo que el motor está «pensando» etcétera.

Son programas no tan poderosos, pero su comodidad a la hora del uso es muy importante, ya que trabajaremos mucho con ellos… aunque el «trabajo» lo hagan los motores.

Para ello, se debe poner a la GUI en relación con uno o más motores de cálculo, recuérdese siempre que ninguno de ellos nos será demasiado útil por sí sólo.

Manejadores de Base de Datos

Los programas en esta categoría se mezclan muchas veces con la anterior, ya que suelen ser al mismo tiempo GUI para motores de cálculo.

Se trata de programas que tiene la capacidad de leer, escribir, y modificar información de partidas, realizar búsquedas, y filtrados, así como producir resúmenes de ocurrecias de ciertas situaciones, etcétera.

Son progrmas tan o más necesarios que los motores de búsqueda, ya que con ellos podemos ver y analizar masivamente partidas de una forma que de otros modos nos llevaría un tiempo casi insoportable.

Naturalmene, estos programas necesitan que se los «cargue» con una Base de Datos apropiada. Ahora, qué es, y qué no es una base de datos apropiada es algo sujeto a controversia,  y que depende de cuál sea el objetivo que se busca.

Nuestra sugerencias

Un artículo cómo este no estaría completo si no brindásemos una lista de programas que puedan ser utilizados ventajosamente. Podríamos simplemente dejar que cada quién se sumergiese en los brazos de los buscadores, o dar una lista exhaustiva… pero tal actitud no ayudaría en mucho.

Así que optaremos por dar los enlaces a los programas que preferimos, explicando el porqué en cada caso. En el nombre de cada programa estará el enlace para bajarlo.

  • IvanHoe, es el motor de cálculo que estamos utilizando en este momento. Según el sitio Chesslogik tiene una fuerza equivalente a un elo 3400 (el máximo Elo detentado por un humano ha sido 2851, por Gari Kaspárov). Es un programa de código abierto y de uso libre. Es sin duda superior al superpromocionado programa comercial Fritz, y algo mejor en una computadora ordinaria al Rybka3. Es el programa más aconsejable en Windows con procesadores comunes y de 64 bits
  • RobboLito, igual que el anterior, es desarrollado por IPPOLIT, y es un programa de código abierto y uso libre. Según Chesslogik tiene una fuerza equivalente a 3300 puntos de Elo. En una computadora ordinaria lo hemos probado y derrota a Rybka3. Este programa además tiene versión para Linux 64 bits.
  • Scid, es un manejador de Bases de Datos, que además puede utilizarse como GUI para los motores de cálculo antes indicados, y muchos otros. Se trata de un programa de código abierto y uso libre, originalmente desarrollado por Shane Hudson y actualmente por Georges Pascal. Es un proyecto en constante desarrollo y mejoramiento, que hace todo lo que uno puede imaginar con una Base de Datos y en su última versión implementa también la posibilidad de usarse para entrenamiento, partidas por correspondencia y para jugar en línea. Hay disponibles además versión tanto para Windows como para Linux, por lo que uno no necesita cambiar de programa al pasar de uno a otro sistema operativo.
  • Base de Datos. Aquí en realidad no hablamos de un programa, sino del conjunto de partidas. Habitualmente utilizamos una base de datos confeccionada a partir de las partidas que desde 1998 publica The Week in Chess, pero «podando» las partidas de jugadores de menos de 2400 de Elo. La justificación de ello es que no suele resultar útil ver partidas de tiempos en que se jugaban muchas líneas hoy refutadas, por lo que un período de 12 años parece un tiempo aceptable para que lo jugado aún esté vigente. Además las partidas de jugadores de Elo menor, sólo ayudarían a confundir las mediciones estadísticas sobre resultados promedio de ciertas líneas, con lo que las dejamos también de lado. Si desean bajar una copia de tal base actualizada -más de 424 mil partidas en formato pgn-, pueden hacer clic aquí.

En una próxima entrada hablaremos sobre otros programas que pueden resultar útiles y aconsejables, no incluídos en este artículo.

Quinta fecha y resultados de los Cuartos de Final

In actividad, noticias on 17 febrero 2010 at 06:09

El lunes 15 se jugaron las partidas correspondientes a la quinta y última fecha de nuestros cuartos de final. El comentario de las mismas es el siguiente.

El partido entre Juan Andrés Sierra y Santiago Manssino, fue un monólogo del primero. Las negras erraron en la apertura y sacaron prematuramente a su Dama. Luego subestimaron un ataque en el flanco de Rey, y Juan hizo pesar su experiencia liquidando el asunto. De todos modos, fue un muy buen comienzo en torneos oficiales para Santiago, que en esta partida jugó por debajo de lo que le vimos hacer en otros momentos.
Frente a Diego Costa, Guillermo Uria se puso con las negras jugando una Benoni Checa, a la que se llegó por transposición. Debe destacarse que el jóven Diego no conocía esta apertura, pero dió con casi todas las jugadas precisas. Sin embargo, la jugada 13 le trajo de su mano un movimiento de Caballo que terminó haciéndole perder dos peones, y dejando los restantes desperdigados. A partir de ahí Guillermo pacientemente buscó la victoria, y la terminó hallando. En el camino hubo un doblete no visto por las blancas, en la prisa de Costa por atacar, la estructura de peones rival dónde era más débil. También en este partido debemos decir que Diego, que venía de un largo tiempo sin jugar por las vacaciones -regresó del interior 2 días antes del Torneo- supo desempeñarse bien, y fue recuperando forma a medida que se jugó. Esperamos grandes cosas también de él.
Entre Andrés de Orta y Brahaian Señorini las cosas comenzaron calmadas y con alguna ventaja blanca, hasta que errores propios de éstas pusieron a Brahaian como la voz cantante en el partido. Pero cómo errores cometemos todos, también este los tuvo sobre la mitad del partido, mas su rival no los supo aprovechar. Así siguió ampliando su ventaja hasta que deslumbrado por su progreso en el tablero -la única manera de entenderlo- se olvidó contemplar un mate muy elemental con el que Andrés ganaría una partida perdida. Fue el último partido de un torneo que marca el regreso de Brahaian a la actividad, cosa muy importante. Para Andrés fue su segundo torneo oficial, y si bien aún falta mucho, se van notando progresos.
Rodrigo de Ávila y Pablo Caravia eran los otros que disputaban el lugar de privilegio. En esta ocasión Pablo no practicó una apertura inusual, sino que se trató de una Defensa Grunfeld. Rodrigo fue llevando bien el partido, y con una posición en la primera decena de jugadas. Pero en las segundas veinte cometió algunos errores que permitieron estar mejor a Caravia y gozar de la iniciativa. No es que durante esta segunda decena el juego de uno u otro estuviese libre de errores, ambos los tuvieron. Pero la diferencia siguió constante a favor de las negras, que tenían muy poco más, por lo que en cualquier caso, era aún un resultado incierto. Sin contar con la ayuda de programas, y con lo limitado que mi juicio pueda ser, a la altura del vigésimo movimiento recuerdo haber comentado que el partido tenía «cara de tablas» con buen juego de ambos lados. El programa IvanHoe le asigna a la posición un valor -0.78 -en un análisis a 20 ply-, lo que implica una leve ventaja de las negras, aún no concluyente. Se sigue de igual modo hasta que al cambiarse damas, Pablo aventaja un poco más claramente, y así el partido entra en su etapa definitoria, dónde Rodrigo comienza a tener problemas para retener todos sus peones, y con ello el final de partido se vislumbra en su contra. Otro cambio desafortunado, esta vez de Torres, y la posiciòn cada vez más adversa, sumado a la larga partida -ya todos los demás habíamos terminado- pueden haber influído en que las blancas pusiesen a su Rey invitando a un jaque con el que se perdía la Torre, y un par de movimientos más Rodrigo De Ávila abandonó. El suyo fue un torneo muy bueno, en el que evoluciónó notablemente de otras oportunidades, enfrentando a los 3 jugadores con más Elo en el listado, y obteniendo incluso una victoria sobre el menor de ellos, y en los tres casos, jugando decentemente, y en pié de igualdad.

Tras tales partidas, Juan Andrés Sierra y Pablo Caravia estaban empatados en puntos, no habiendo jugado entre ellos y con resultados igualados en todos los sistemas de desempate. De acuerdo con el reglamento, el árbitro José Riverol dispuso que se realizace un match de dos partidas a 5 minutos, y que en caso de empate en los resultados, se jugase una tercera en la modalidad que otorga un minuto más a las blancas, bajo la obligación de ganar.

Siendo partidas rápidas que nadie anotó, el comentario de las mismas se apoya antes que nada en mi memoria, que bien puede estar distorsionada por la emoción. En la primer partida, Caravia con las blancas y Sierra de negras, la posición era bastante igualada hasta que Juan halla un doblete que hará perder una torre a Pablo. Éste intenta contraatacar, pero la diferencia se realiza, y luego de romper unos peones para dar movilidad a sus torres, la primera es para Juan Andrés. La segunda partida, será Pablo Caravia el que arranque estando mejor, y en un momento parecía que se alzaría con la victoria. Pero Juan poco a poco logró igualar y luego superar al contrincante. Sin embargo el tiempo se hacía escaso, y llegados a un final que teóricamente estaba ganado para él, era dudoso que lo ganase, por quedar sólo 15 segundos en el reloj. Entonces, Pablo inclina su rey, en una actitud que privilegió el reconocimiento del buen juego sobre el cálculo oportunista, y que muy bien habla de él.

Así pues, las posiciones resultaron ser:

Juan Andrés Sierra, 4 puntos, con pase a las Semifinales del Campeonato Uruguayo

Pablo Caravia, 4 puntos, quién será su suplente en caso de que el primero no pueda concurrir

Para dar color al evento, entregamos medallas a ambos y también a otros jugadores, según el siguiente listado

Rodrigo de Ávila, 3 puntos

Santiago Manssino, 3 puntos

1er. Sub 18, Andrés de Orta, 2 puntos

2º Sub 18, Marcos Britos, 2 puntos

Queremos destacar que además del Torneo en sí, su realización en nuestro espacio local resultó un evento significativo, convocando la atención de quiénes participan del Taller aunque aún no han llegado a un nivel como para enfrentarse en estos Torneos, y también de quiénes cada tanto pasan por nuestra casa, o de simples curiosos. Todo esto apunta a la difusión del Ajedrez, y su fortalecimiento en los barrios, cosa con la que la significación cultural y social del juego se dimensiona, aspectos estos últimos dos, que nos parecen por lejos más importantes que los específicamente deportivos.

Si desean descargar las partidas en formato pgn se hallan disponibles haciendo clic aquí.